Cámara Panasonic Lumix FZ-1000

599,00

Cuesta encontrar una cámara que pueda mejorar a esta, en muchos sentidos. O vamos con una réflex y una bolsa llena de objetivos para ir cambiando o el usuario de la FZ1000 ganará el reportaje, y si es en rapidez, gana seguro. Mirando por la pantalla o por el visor a nivel de ojo inmediatamente te la sientes «tu» y empiezas a capturar imágenes magníficas, a cualquier distancia, con rapidez y sin complicaciones si no quieres. Y si tienes inquietudes creativas, dispones de toda clase de ajustes, también con ejemplos en pantalla, para llegar a la imagen buscada. Con detalle y definición en situaciones donde otras cámaras fracasan.